Saltar para conteúdo

Necesidades especiales

Todos los barcos que integran nuestra flota se encuentran preparados para atender las necesidades de sus pasajeros, haciendo siempre uso de los diferentes recursos existentes en el crucero y cumpliendo con las normativas internacionales de accesibilidad para ofrecer el mejor servicio.

En este sentido, puedes informar de cualquier necesidad especial en el momento de realizar la reserva o unos días antes de la salida del barco, con el objetivo de que podamos ofrecerte la mejor ayuda a bordo desde el primer momento. Disponemos de camarotes accesibles que han sido planteados, en cuanto a su diseño y estructura, para proporcionar la máxima comodidad a los pasajeros con diversidad funcional.

Estas estancias son más grandes y ofrecen una mayor libertad de movimiento que las cabinas estándar que se encuentran situadas en otras cubiertas. Además, el resto de instalaciones del barco también permanecen adaptadas para cruceristas que requieran una silla de ruedas o cualquier otro tipo de ayuda de forma habitual.

Movilidad reducida

Si eres un pasajero con movilidad reducida o diversidad funcional, en nuestros barcos se encuentran disponibles 6 camarotes adaptados estructural y funcionalmente para cubrir todas tus necesidades. Además, puedes acceder al barco en sillas de ruedas, hasta las diferentes estancias y recintos que integran las cubiertas, mediante diversos ascensores, situados en la proa y en la popa. Por motivos de seguridad, este número de camarotes se encuentra limitado y las personas que ocupen estas cabinas deberán viajar siempre acompañadas.

A la hora de formalizar la reserva, podrán hacer uso de estos camarotes adaptados todas aquellas personas cuya movilidad para participar en el viaje se halle reducida por motivos de discapacidad física (sensorial o locomotriz, permanente o temporal) o discapacidad o deficiencia intelectual, así como cualquier otra causa de discapacidad, cuya situación requiera una atención adecuada y la adaptación a sus necesidades particulares del servicio puesto a disposición de los demás participantes en el crucero.

En este sentido, si te encuentras incluido dentro de este grupo de pasajeros, para realizar el embarque y el desembarque no existe ningún problema, ya que ambos se llevan a cabo a través de pasarelas en altura y existe el espacio suficiente para que puedas acceder y descender sin complicaciones. Generalmente, para este proceso se suelen utilizar cubiertas intermedias, ya que son las más confortables y preparadas para realizar la entrada y salida directamente hasta y desde la parte central del barco.

Si presentas necesidades especiales a la hora de efectuar tu crucero, deberás especificarlo por escrito en el momento de tu reserva y posterior check-in. Una vez hayamos recibido toda la documentación, el equipo de Pullmantur que se encuentra trabajando a bordo tomará todas las medidas necesarias para adaptar y facilitar tu estancia durante tus vacaciones.

Diabetes

Como los camarotes no disponen de nevera ni sistema de refrigeración, si eres diabético y necesitas que tu insulina sea conservada y guardada en frío, como suele ser necesario para que el producto no se deteriore, podrás llevarla a Recepción o al Centro médico del barco, ya que en ambos lugares disponen de una pequeñas placas de hielo que son capaces de conservar el medicamento en las mejores condiciones, sin que pierda su efectividad.

Cuando necesites disponer de tu dosis de insulina, es tan sencillo como que se lo comuniques a los trabajadores que se encuentren en ese momento en Recepción y ellos mismos te la devolverán para que pueda ser inyectada. Del mismo modo, si el medicamento se encuentra guardado en el Centro médico y este recinto se encuentra cerrado en el momento de necesitarlo, un encargado del barco podrá proceder a abrir las instalaciones y entregártelo a cualquier hora del día.

Enfermedades cardiovasculares

En general, y como sucede con cualquier tipo de enfermedad, para realizar tu viaje sin problemas, lo más recomendable es que dispongas de un informe médico en el que se detalle tu estado de salud, tu tratamiento, en caso de necesitarlo, y tus posibles limitaciones.

En el caso de las enfermedades cardiacas, lo más adecuado es que incluyas en tu documentación de viaje el electrocardiograma más reciente que te hayas realizado, y si llevas implantado un marcapasos, no olvides incluir también la correspondiente tarjeta identificativa que indique que eres portador de este dispositivo, junto con el informe médico. Además, te recomendamos que realices una lista con los teléfonos y medios de contacto de los fabricantes de los dispositivos implantados, de tus familiares más cercanos y de tu médico habitual.

Esta medida es importante para pasar sin problemas los diferentes controles de seguridad del puerto y del propio barco, evitando que atravieses por debajo de los arcos detectores de metales, ya que son aparatos no recomendables para personas con dolencias cardiacas por su funcionamiento. Por tanto, debes solicitar un cacheo al personal de seguridad, tras presentar la documentación correspondiente, en lugar de acceder a través de este mecanismo físico.

Durante tu crucero, la vida a bordo no debe suponerte ningún impedimento. Simplemente, deberás llevar a cabo tus rutinas cotidianas, manteniendo las pautas establecidas previamente en cuanto a las actividades físicas dictadas por tu médico. Este aspecto también es aplicable en cuanto a la alimentación, pudiendo mantener la misma dieta sana que realizas en tu casa. Además, si durante tu crucero sientes algún sintoma que se pueda presentar en forma de mareos, dolores en el pecho o en la espalda, dificultad para respirar o pulso irregulares, entre otros, deberás comunicarlo inmediatamente al médico del barco o al personal de Recepción.

Oxígeno médico

Si necesitas suministro de oxígeno médico de forma regular y no dispones de un respirador portátil, lo más recomendable es que lo alquiles en una empresa de suministro médico especializada para realizar tu crucero, ya que a bordo no se encuentran disponibles este tipo de aparatos. Una vez efectuado el alquiler, deberás informar a la empresa arrendataria de que existe la posibilidad de que el equipo sea trasladado y utilizado durante un desplazamiento por el extranjero.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es que necesitas una autorización previa, por motivos de seguridad, para poder transportar el aparato hasta el barco. Si eres un pasajero con requerimiento de oxígeno médico, serás el único responsable de llevar y cuidar permanentemente las diferentes máquinas que necesites y sus respectivos suministros. De todos modos, a la hora de realizar tu reserva, y con suficiente antelación, resulta muy conveniente que obtengas toda la información necesaria en cuestión de requerimientos y restricciones.

Además, durante tu crucero no tendrás ningún problema para utilizar y recargar el respirador, ya sea en tu cabina, en el comedor, con una mesa próxima a una toma de corriente o algunos espacios incluidos dentro de las zonas comunes. Como detalle importante, también debes tener en cuenta el tipo de conector eléctrico disponible a bordo y si no existe compatibilidad, llevar los correspondientes adaptadores.

Respecto a las excursiones que realices en tierra, debes asegurarte de que la duración de la batería será suficiente hasta que finalice la actividad y a su vez, informar previamente al equipo de trabajadores del departamento de excursiones de las dificultades de acceso que puedan surgir y la duración del propio recorrido.

Diálisis

Si presentas una enfermedad renal con necesidad de diálisis, lo habitual es que necesites estar conectado a un equipo médico durante un periodo de tiempo que puede extenderse hasta las cuatro horas, con una regularidad aproximada de tres veces a la semana. Aunque, a priori, puede suponer una limitación para realizar tu crucero, hoy en día es perfectamente factible, bien sea mediante la utilización de tu propio equipo o empleando los servicios que te ofrecemos a bordo, ya que disponemos de equipamiento de diálisis en nuestros cuatro barcos.

En caso de que utilices un equipo de diálisis propio, tal y como se recoge en los apartados anteriores de necesidades especiales de salud, es necesario que dispongas de un certificado médico que avale tu necesidad de utilización de este equipo específico, así como el desarrollo de tu tratamiento o su duración. Además, una vez hayas realizado tu embarque, podrás entregar a la tripulación toda la medicación necesaria para el control de esta enfermedad (EPO o eritropoyetina), con el objetivo de que pueda ser almacenada en frío antes de su administración.

Otras consideraciones concretas

Existe prioridad de embarque para personas con diversidad funcional, embarazadas y niños. Para este cometido, se desarrolla una línea especial de embarque, facilitando el acceso a este grupo de pasajeros y consiguiendo que su estancia a bordo sea lo más confortable y agradable posible.

Como información adicional, si eres un crucerista principiante, debes saber que en la parte delantera del barco, el movimiento del mar se siente más cuando existen malas condiciones climatológicas, mientras que en la parte trasera, se aprecia más el ruido de los motores y su vibración. Además, algunas cabinas también pueden verse afectadas por el sonido de la música y el baile de los salones públicos, los espectáculos, la piscina, la cocina o el buffet, siempre dependiendo de la ubicación de la cabina contratada en cada caso concreto.

Información útil

  • Camarotes adaptados
  • Accesos especiales
  • Almacenamiento de medicinas

X