Saltar al contenido
Cruceros por Willemstad (Curaçao) - Pullmantur

Cruceros por Willemstad (Curaçao)

La belleza que te sana

Lo mejor de los dos mundos, el neerlandés y el caribeño. Eso es lo que te ofrece Curaçao, un territorio autónomo que, a su vez, forma parte de Holanda. Según la tradición, el nombre de esta isla procede de finales del siglo XV, cuando unos portugueses enfermos de escorbuto se curaron tras ingerir las suculentas frutas de la tierra curazoleña. Ante esta bendición, decidieron bautizar a esta porción del archipiélago de Sotavento como Ilha da Curaçao o, lo que es lo mismo, Isla de la Curación.

El escorbuto siempre desaparece al consumir vitamina C, pero, la increíble atmósfera de bienestar que se siente en Curaçao y que trasciende el cuerpo para llegar a sanar la mente, nos lleva a pensar en lo increíblemente acertados que estuvieron los lusos cuando dieron nombre a este rincón del mar Caribe.

De hecho, gracias al crucero Antillas y Caribe Sur, desde que pongas un pie en tierra descubrirás por qué esta isla es uno de los mejores lugares del mundo para que dejes atrás todo lo malo, te purifiques y recargues pilas.

Una vez desciendas de tu crucero Pullmantur, sentirás, como de golpe, tu alegría y deseos de diversión se disparan gracias al magnífico ambiente festivo, vivaz y al cautivador aroma procedente de los árboles frutales y el mar. Sin lugar a dudas, todo lo que necesitas para disfrutar plenamente.

La naturaleza más salvaje convive en Curaçao

En los 444 kilómetros cuadrados de superficie de esta fascinante isla existe un equilibrio perfecto entre la vida urbana y la rural. La primera se centra en labores comerciales y turismo. La segunda, aunque también vive del turismo, es aquella donde se encuentran algunas de las maravillas más sorprendentes del Caribe. Esos fantásticos y deslumbrantes atractivos pueden dividirse en tres grupos: los relajantes, los salvajes y los conmovedores.

Como ocurre en otros lugares de la región caribeña, Curaçao cuenta con kilómetros y kilómetros de playas de infarto bañadas de cristalinas aguas que, en la distancia, adquieren las más sensacionales tonalidades de azul que jamás hayas visto. Allí podrás sumergirte en el mar y descubrir los apasionantes misterios de las profundidades, como el arrecife Jan Thiel o un velero hundido, gracias al snorkel que te proporcionamos.

Otra actividad con la que puedes disfrutar del innegable placer que producen algunas situaciones de riesgo es nadar junto a los tiburones del Sea Aquarium. Y si lo que te va es dejar salir tus sentimientos más amistosos e interactuar con otras especies animales, no hay nada mejor que optar por tocar, acariciar y ser transportado por los delfines que surcan las aguas curazoleñas.

Curaçao, de tantas influencias culturales, tantos planes

Decíamos al principio que, en Curaçao se da cita lo mejor de la cultura neerlandesa y de la caribeña. Pero es que, además, su estratégica situación, muy próxima a las costas norte de Colombia y Venezuela, han convertido a esta isla en un lugar por el que han pasado también otros pueblos como el español, el judío sefardí y el portugués. Esa amalgama cultural explica el gran  número de excursiones Pullmantur que puedes realizar en este paradisíaco lugar.

Para los amantes de la arquitectura monumental, Willemstad, la capital, es la mejor de las opciones. Se trata de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad gracias a las deliciosamente coloniales construcciones de su puerto y centro histórico. En cambio, si lo que te fascina es la aventura, te recomendamos que te internes en las asombrosas cuevas de estalactitas y estalagmitas que posee la isla.

En definitiva, si te entusiasman la exploración de la naturaleza, los monumentos y el descanso más absoluto, no lo pienses más, Curaçao es tu destino.

Cruceros destacados