Saltar al contenido
Cruceros por Warnemünde - Pullmantur

Cruceros por Warnemünde

Viaja a la Alemania báltica y descubre Warnemünde

A orillas del río Warnow de Rostock, se sitúa el barrio de Warnemünde. Debido a esa ubicación, que coincide con la desembocadura del río, y al micro clima del lugar, la ciudad balneario de Warnemünde está considerada como uno de los principales lugares de interés de Alemania, sobre todo, de la costa báltica.

Los orígenes de Warnemünde se sitúan en el año 1200. Desde entonces ha sido, sobre todo, un pueblo de pescadores. Perteneciente a Rostock desde 1323, Warnemünde se convirtió en el siglo XIX en uno de los más importantes centros de balnearios de Alemania. Tanto esta última actividad como la pesquera han marcado la arquitectura de la ciudad. De hecho, la fama de Warnemünde como balneario provocó que, en los últimos 100 años, este lugar haya pasado a ser un puerto esencial de los cruceros por el Báltico.

El pasado pesquero del municipio dejó tanta huella que los principales monumentos de Warnemünde son las casas de pescadores de Vörreeg, calle que sigue el curso del Warnow durante 1,5 kilómetros. La mayoría, además, son pequeñas obras maestras de la arquitectura hanseática de Alemania.

Recorre Warnemünde, uno de los puertos más importantes de Europa

Los dos puntos principales del turismo en Warnemünde son la Iglesia de Warnemünde y el Faro, ambos visibles desde casi cualquier punto de la ciudad. La primera, considerada como un singular ejemplo de la arquitectura neogótica alemana de inspiración hanseática, fue proyectada por el arquitecto Krueger de Schwerin y se terminó de construir en 1871. El Faro de Warnemünde, por su parte, estuvo finalizado en 1886 y tiene una altura de 36,9 metros.

En las proximidades de ese faro se sitúa el Teepot. Se trata de un establecimiento, en el que se encuentran multitud de restaurantes, construido en 1960. Su techo es curvo y esa particularidad lo convierte en un edificio de alto valor cultural, puesto que es representativo de la arquitectura soviética de Alemania.

También, al visitar Warnemünde, podrás pasear por los singulares barrios de Diedrichshagen y Markgrafenheide. La playa de Warnemünde es de arena blanca y, a lo largo de sus 3 kilómetros de extensión, podrás observar una particularidad muy interesante: las hamacas, llamadas aquí sillones de playa, en lugar de mirar al mar Báltico, lo hacen a la ciudad. Cerca de este barrio de Rostock se encuentran los acantilados de Stoltera. Tienen 20 metros de altura y la mayor parte de ellos forma parte de la Reserva Natural de Stoltera.

Visita Schwerin y los monumentos de Rostock desde Warnemünde

Viajar a Warnemünde te da la opción de recorrer Rostock. Tres de los principales lugares de interés de la ciudad son edificios religiosos: la iglesia de San Nicolás de la Plaza del Mercado Viejo, la iglesia de Santa María, ejemplo destacado de la arquitectura gótica con ladrillo de Alemania, y la iglesia de San Pedro. Esta última, del mismo estilo que la iglesia de Santa María, cuenta con una torre de 117 metros de altura.

En la Plaza del Mercado Nuevo de Rostock, repleta de construcciones de arquitectura hanseática, podrás fotografiar el Ayuntamiento, que fusiona gótico y barroco. De la ciudad de Schwerin, el más singular de todos los monumentos es el edificio de la sede del Parlamento Regional de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. Conocido como el Palacio de Schwerin, es una de las obras cumbres de la arquitectura neorrenacentista de Alemania.

De los museos de Schwerin, el de mayor interés artístico es el Staatliches Museum Schwerin. En su interior, alberga la mayor colección de pintura holandesa fuera de los Países Bajos. De todo lo que hay que ver en Berlín, ciudad que también podrás conocer desde Warnemünde, los monumentos más importantes son la Puerta de Brandeburgo, el Edificio del Reichstag y el Muro de Berlín.

Cruceros destacados

X