Saltar al contenido
Cruceros por Tánger - Pullmantur

Tánger

Disfruta de la marroquí Tánger, la ciudad favorita de conquistadores y artistas

En la zona suroeste de ese lugar donde los legendarios mar Mediterráneo y océano Atlántico confluyen, es decir, el Estrecho de Gibraltar, se levanta radiante Tánger, una de las ciudades más singulares y turísticas del norte de Marruecos y de este crucero Pullmantur.

Su estratégico y bello emplazamiento, la bahía de Tánger, ha sido el motivo principal de que, a lo largo de sus más de 3600 años de historia, los viajes a Tánger hayan sido una actividad obligada para los cartagineses, vándalos, romanos, fenicios, árabes y, más recientemente, para los españoles, franceses, ingleses y portugueses.

A pesar de que Tánger es ya un puerto de los cruceros por el Atlántico, su clima y cultura son mediterráneos. Por ello, cualquier época del año es buena para viajar a Tánger y, de paso, disfrutar de su excelente gastronomía, una excelente fusión de la dieta mediterránea con las especias y preparaciones culinarias árabes.

Una amalgama cultural sin parangón, así es la Ciudad Antigua de Tánger

Para hacer turismo en Tánger, lo más recomendable es, en un primer momento, centrarse en la Ciudad Antigua, y, a continuación, continuar con la Ciudad Nueva. De esta manera, la primera ruta te llevará hasta la famosa Medina de Tánger. El recorrido por este barrio no puede ser más fascinante. Está amurallado y, además, forma un encantador laberinto de callejuelas repletas de tiendas de productos típicos de Marruecos, cafés, pensiones y hoteles.

Justo a la entrada de la medina, se encuentra el Gran Zoco de Tánger y el Zoco Chico, unidos por la Plaza del 9 de Abril de 1947. Lugar de encuentro para tangerinos y turistas, está formado por un sinfín de bulliciosos puestos donde podrás adquirir todo tipo de productos, desde telas o joyas hasta los característicos té de menta y zumos de fruta.

Desde esta plaza se puede visualizar la monumental mezquita de Sidi bou Abid, pieza insignia de todo lo que hay que ver en Tánger, que cuenta con un alto alminar de azulejos polícromos. Otro componente de visita obligada en tu viaje a Tánger es la Gran Mezquita que, durante la ocupación portuguesa fue la Catedral del Espíritu Santo. Además, para descansar y relajarte, no hay nada mejor como pasear por los frondosos Jardines de Mendoubia.

La Ciudad Nueva de Tánger, la vida bohemia hecha urbe

La influencia francesa, una de las responsables de despertar el interés por visitar Tánger a bohemios artistas, se comienza a dejar notar en una de las calles principales de la Ciudad Nueva, el icónico Boulevard Pasteur, de un delicioso aire entre parisino y colonial. La calle, como todas las vías comerciales, está repleta de tiendas de todo tipo donde podrás respirar el estilo de vida marroquí.

El Boulevard Pasteur desemboca en la Plaza Faró, una de las más destacadas de Tánger, ya que, desde allí, se tienen unas vistas privilegiadas del Estrecho de Gibraltar. Además, al recorrerla, podrás admirar los cañones de origen portugués que la adornan. Muy cerca, te encontrarás con el Gran Teatro Cervantes, un deslumbrante y decadente edificio modernista, diseñado por el arquitecto hispano-tangerino Diego Jiménez. En las proximidades de Tánger, a 5 kilómetros del Cabo Espartel, se encuentran las Grutas de Hércules, unas espectaculares cuevas de caprichosas formas que el mar invade con la marea alta.

Sin duda, viajar a Tánger es sumergirte en una ciudad con una gran presencia de culturas. Las que mayor huella han dejado han sido la musulmana, la portuguesa y la francesa, por lo que hacer turismo en Tánger supone conocer algunos enclaves concretos, de origen internacional, como la torre portuguesa Borj Hajoui o la sinagoga Nahon, construida en el siglo XIX.

Cruceros destacados

X