Saltar al contenido
Cruceros por Reikiavik - Pullmantur

Cruceros por Reikiavik

Sumérgete en las tradiciones de la capital más al norte del mundo

Aunque su pronunciación pueda ser complicada, el significado de Reikiavik es "bahía humeante", un nombre muy adecuado debido a la gran cantidad de géiseres que se encuentran repartidos por todo su territorio. Se trata de la ciudad más septentrional del mundo, un hecho que se traduce en la existencia de tan solo cuatro horas de luz solar durante el invierno y, en contraposición, la escasa oscuridad de la noche durante el verano. Por otro lado, respecto a su clima, a pesar de la latitud de Islandia, sus temperaturas suelen ser bastante cálidas durante la mayor parte del año. Además, el ambiente de Reikiavik es esencialmente rural y se refleja en el carácter de sus gentes, que aún conservan su característica amabilidad e ingenuidad, propia de una Europa de otro tiempo.

A la hora de realizar turismo en Reikiavik, uno de los primeros rincones a los que debes acercarte es el lago Tjörnin, situado en el corazón de las ciudad y cuyas márgenes dan vida al parque más frecuentado por locales y visitantes. Por su parte, el casco viejo de Reikiavik es el centro de poder gubernamental, cultural, económico, religioso y educativo del país. En sus calles y avenidas principales se disponen diferentes galerías de arte, museos, bibliotecas, estadios y edificios con múltiples utilidades. En este sentido, entre los edificios que más sobresalen se encuentran el Parlamento, puesto en pie a finales del siglo XIX, la Casa de Gobierno, que data del siglo XVIII, la Biblioteca Central y el Teatro Nacional, diseñado por el arquitecto Guðjón Samúelsson, que también trabajó en otros proyectos como el de la Universidad de Islandia.

Y continuando con este recorrido por la identidad de Reikiavik, el nuevo Radhus o Ayuntamiento de la ciudad es también otra de las construcciones que destacan en el variado paisaje de la ciudad islandesa, prácticamente plana y plagada de pequeñas casitas de colores. Junto a él, el edificio de gobierno de la ciudad fue ideado y construido como un original palacio flotante en la orilla norte del lago Tjörnin. Una vez te encuentres aquí, tampoco puedes perderte los detalles de una de las infraestructuras más antiguas de la ciudad, el Stjórnarrádid, un gran palacete con una reconocible fachada blanca, que alberga algunas de las oficinas del gobierno nacional y abrió sus puertas en el siglo XVIII. Por último, justo a su lado se eleva la estatua del primer colonizador de la isla, Ingólfur Arnarson, en un apartado conocido como Árnarhóll o Colina del Águila.

Turismo en Reikiavik, una ciudad que transmite buenas sensaciones

La ciudad de Reikiavik está formada por un total de siete municipios y cuenta con una gran cantidad de espacios que merece la pena descubrir en profundidad, con aire puro y una energía verde totalmente natural. Además, puede presumir de ser una de las sociedades más modernas y con más visión de futuro de toda Europa. Por tanto, entre todo lo que hay que ver en Reikiavik, puedes comenzar por el Museo al aire libre de Arbaer, cuyo propósito es aportar a sus visitantes una idea más cercana de cómo eran las condiciones de vida, el trabajo y las actividades recreativas de los habitantes de esta ciudad en épocas anteriores, sobre todo, a través de la recreación de diferentes construcciones curiosas que se pueden visitar por dentro y por fuera.

Junto a este punto, otros rincones que te recomendamos en Reikiavik son el Mirador de la Perla, un edificio único en Islandia y en todo el mundo, que ofrece unas excelentes vistas de toda la capital desde el año 1988, la iglesia Hallgrimskirkja, que ostenta el título del templo católico más grande de Islandia y está reconocido como uno de los monumentos más famosos de la ciudad y la zona universitaria de Reikiavik, con un animado ambiente urbano, que incorpora en sus calles el Museo Nacional de Islandia y la Casa Nórdica, diseñada por el famoso arquitecto finlandés Alvar Aalto, junto a otras muchas iglesias antiguas y modernas, comprendidas en un entorno entre la vieja catedral, cerca del Parlamento, y la altísima y nueva Hallgrímskirkja.

Y con el objetivo de impulsar la zona este de Reikiavik, creando una óptima conexión con el centro de la ciudad, surgió el Auditorio y Centro de Congresos Harpa, inaugurado en agosto del año 2011, en el límite entre la tierra y el mar. Este recinto es el hogar de la Orquesta Sinfónica y de la Ópera de Islandia, siendo capaz de atraer a un público muy diverso, aunque siempre relacionado con el mundo de la cultura, la arquitectura y el arte. Además, se sitúa con un excelente lugar para el establecimiento y la formalización de relaciones comerciales a nivel internacional y otros destacados eventos, con una capacidad única tanto para acoger grandes actuaciones, como otras de carácter más íntimo, e incluso, banquetes y celebraciones.

Disfruta de la naturaleza más icónica de Reikiavik

En cuanto a los mejores rincones naturales de Islandia, sobresale la Laguna Azul, una de las atracciones más populares del país, situada muy cerca de Reikiavik. En este emplazamiento, el maravilloso color azul lechoso de sus aguas opacas contrasta a la perfección con los negros campos de lava cubiertos de verde musgo de sus alrededores. No lo dudes y anímate a disfrutar de un relajante baño, puesto que su temperatura media es de 39°C/102°F. Además, para llegar a esta laguna, deberás desplazarte hasta la península de Reykjanes, en el suroeste de Islandia, a tan solo 15 minutos por carretera del aeropuerto internacional de Keflavík, o a aproximadamente 30 minutos si se toma como punto de partida la mencionada capital del país, Reikiavik. Sin duda, un interesante y peculiar enclave a la altura del también turístico Círculo Dorado.

Y sin abandonar este tipo de enclaves en los que el agua y la naturaleza permanecen en agradable armonía, también te recomendamos la visita a Krysuvik, que comprende varios campos geotermales, aunque uno de los más llamativos es Seltún. Cerca de ellos, existen varios maars, que son cráteres volcánicos que se originan por la explosión continuada de agua subterránea. Como curiosidad, el lago Grænavatn, que presenta unas reconocibles tonalidades verdes y azules, se formó en uno de estos fenómenos de la naturaleza. Por ello, gracias a sus propias características formales, Krysuvik se ha convertido en una región muy popular de excursionismo, con una creciente infraestructura turística. En este sentido, el mayor lago del área, que recibe el nombre de Kleifarvatn, comenzó a menguar debido a un terremoto en el 2000 y ha perdido un 20 % de su superficie.

Finalmente, acércate a contemplar la belleza del volcán Thrihnukagigur, que permanece inactivo, puesto que su última erupción se produjo hace más de 4.000 años. Por el momento, sus visitantes pueden estar completamente tranquilos, ya que no existe ningún indicio que asegure que volverá a explosionar en un futuro próximo. En cuanto a su nombre, prácticamente impronunciable para cualquier persona que no sea local, se puede traducir directamente como 'Cráter de tres picos', una denominación creada por Árni B. Stefánsson, uno de los primeros exploradores de su bóveda principal. Una vez en su interior, encontrarás una perfecta cámara abovedada de magma, pero, sin contar con este material. Sus llamativos colores, producidos por explosiones, cambios de temperatura y violentas erupciones, te permitirán reconocer inmediatamente que este es un lugar único en el mundo.

Cruceros destacados