Saltar al contenido
Cruceros por Portugal - Pullmantur

Cruceros por Portugal

La aventura de conocer un destino que lo tiene todo

Se suele decir que Portugal es uno de los países europeos con mejor equilibrio entre sus atracciones turísticas. Desde la originalidad de su arquitectura hasta el encanto de sus costas o ciudades, el país luso ha sabido proteger perfectamente sus grandes símbolos y su historia.

Portugal es el país de los grandes exploradores y navegantes, el lugar donde se canta y se llora con el nostálgico fado y se dibujan las hazañas de los aventureros en la sutileza de los azulejos. La soledad atlántica de Madeira y las Azores también forman parte de un destino que te resultará más que sorprendente.

Nuestros principales puertos de embarque en Portugal

Descubriendo Lisboa y sus alrededores

Edificada sobre siete colinas que corresponden a siete barrios, Lisboa es una de las ciudades más bonitas y románticas de Europa. Puedes perderte en ella a través de sus viejos tranvías o subiendo a los miradores para disfrutar de unas vistas fabulosas. A tus pies se extenderá una preciosa alfombra de tejados rojos y el pausado curso del río Tajo.

 

La ciudad ha cambiado mucho en la última década. Sin embargo, no ha perdido ni un ápice de ese toque nostálgico que serpentea por las calles de la Alfama. Las plazas de Rossio y del Comercio, el castillo de San Jorge, las iglesias, museos, palacios, el Jardín Botánico y sus casas de fado. Son tantos los alicientes que se muestran en una ciudad como Lisboa que querrás volver en cuanto puedas.

 

No lejos de Lisboa, la localidad de Sintra es una de las excursiones que no te puedes perder. Un pueblo pequeño y tradicional pero que encierra uno de los rincones más mágicos y seductores de Europa. La variedad de fascinantes edificios históricos y sus maravillosos paisajes han hecho de Sintra un destino turístico que te asombrará.

 

Casi tan sorprendente nos aparece ante los ojos Cascais. Tiene su origen en un pueblo de pescadores y posee un centro histórico muy bonito. Sin embargo, cuenta con grandes mansiones de verano que la dotan de naturaleza viva y un toque diferente de glamour. Sus playas y sus parajes naturales están entre los más sorprendentes de Portugal.

 

Un cóctel de espiritualidad, historia y naturaleza

 

En el otro extremo de Cascais se halla Fátima, el pequeño pueblo en el que se sitúa el santuario del mismo nombre. Este es sin duda uno de los mayores referentes del culto mariano en todo el mundo y hasta él acuden peregrinos de todos los rincones. Un destino abierto también para los no creyentes, ya que todo lo que gira a su alrededor está lleno de historia, magia y magnetismo.

 

Si la historia tiene un protagonismo fundamental en Portugal, en Óbidos no pasa en absoluto desapercibido. Esta pequeña ciudad medieval y amurallada es uno de las más pintorescas del sur de Europa. Su centro histórico nos transportará en un viaje en el tiempo hasta la Edad Media. Sus calles estrechas y empedradas y sus casas encaladas adornadas con flores y vivos toques de pintura amarilla y azul se fusionan en un encanto fascinante.

 

Si hubiera que reseñar un espacio natural en Portugal ese sería sin duda la Tapada Nacional de Mafra. Un área de más de 800 hectáreas en donde viven gamos, venados, jabalíes, zorros, aves de rapiña y muchas otras especies. En su tiempo, era el lugar favorito de los reyes de Portugal. Hoy se puede recorrer a pie, en bicicleta e incluso en tren turístico.

Las grandes ciudades de Portugal están jalonadas de monumentos de estilo gótico manuelino. A finales del siglo XV y principios del XVI, los éxitos coloniales de los grandes conquistadores portugueses animaron a los soberanos del país a enriquecer el legado monumental y artístico de las grandes urbes portuguesas.

Afortunadamente, la mayor parte de aquella riqueza monumental podemos apreciarla hoy. Es prácticamente imposible resistirse al encanto de un país que arrolla con su belleza histórica y natural. Si a eso se le añade que de fondo, siempre y en todo momento, resuenan los ecos lastimosos de un fado, la aventura de conocer Portugal se convierte en más que encantadora y sensual.

Cruceros destacados por Portugal