Saltar al contenido
Cruceros por Pórtland - Pullmantur

Cruceros por Pórtland

Naturaleza en estado puro frente a la costa sur de Inglaterra

La isla británica de Pórtland se encuentra ubicada a tan solo ocho kilómetros al sur de la localidad turística de Weymouth, siendo este el punto más meridional de todo el condado de Dorset, en Inglaterra. Pertenece al canal de la Mancha, aunque, sin embargo, no se encuentra incluida dentro del conjunto de las llamadas islas del Canal. Desde este punto, tendrás la posibilidad de acceder directamente a Gran Bretaña a través de Chesil Beach, una extensa playa de guijarros que se finaliza en una ensenada en la que se alza el pueblo de Abbotsbury.

En cuanto a su ubicación natural, Pórtland se halla en la parte central de la Costa Jurásica, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, justo sobre las costas de Dorset y East Devon, una zona turística que sobresale por sus características geológicas y sus diversos accidentes geográficos. Como curiosidad, la piedra caliza característica de toda la isla de Pórtland, que aún se extrae en la actualidad, fue empleada en la construcción de diferentes edificios destacados británicos, como por ejemplo, el palacio de Buckingham y la catedral de San Pablo.

El puerto de Pórtland, situado en la costa norte de la isla, se convirtió en un importante punto de referencia de la Marina Real británica durante la I y la II Guerra Mundial, y diversas embarcaciones de la OTAN fueron probadas en sus aguas hasta la década de 1990. Actualmente, la función de esta zona de naturaleza ha variado, hasta convertirse en un espacio dedicado a la navegación de recreo. Además, este entorno, en el que también se encuentra la Academia Nacional de Navegación de Weymouth, fue el escenario escogido para la celebración de diversos eventos deportivos, relacionados con el mar, dentro de los Juegos Olímpicos de Londres del año 2012.

Descubre todo lo que hay que ver en la isla de Pórtland

Entre los lugares turísticos más destacados de la ciudad de Pórtland se encuentra el Museo de Portland, justo en el extremo sur de la aldea de Wakeham. Fue fundado por Marie Stope y en su interior podrás conocer más detalles sobre cuatro temáticas diferentes: la historia de la piedra de Pórtland, más información sobre la Costa Jurásica, los naufragios que se produjeron frente a las costas inglesas y la labor de los personajes famosos vinculados a la isla de Pórtland. Este recinto cultural abrió sus puertas en el año 1930 y ha permanecido constantemente en funcionamiento hasta la actualidad.

Junto a él, tampoco debes dejar de visitar su característico faro, conocido como Portland Bill Lighthouse, pintado con grandes rayas horizontales de color blanco y rojo. Se trata del faro más grande y más nuevo de todos los que existen en la isla de Pórtland, y sirve como guía para la gran mayoría de las embarcaciones que navegan por el canal de la Mancha. Se encuentra abierto al público para visitas e incluye un centro de información dentro de la antigua vivienda del farero. Además, existe la posibilidad de ascender hasta su cima y disfrutar de recorridos programados en su interior.

Otro de sus interesantes enclaves es el castillo de Pórtland, que fue construido en el año 1539 por orden de Enrique VIII. El objetivo de esta obra era proteger el puerto de Pórtland de los constantes ataques de las tropas francesas. Cuando te encuentres realizando turismo en Pórtland, podrás acceder a uno de los castillos mejor conservados de su época, gracias a la intervención directa y a la administración del English Heritage. Además, es una pieza clave de la extensa red de fortificaciones defensivas de esta zona, que recibe el nombre de Device Forts.

Las playas milenarias de la Costa Jurásica inglesa

Sin ninguna duda, si por algo destaca la isla de Pórtland es por ser una parte imprescindible del espectacular complejo natural que forma la Costa Jurásica de Inglaterra. Se trata de un lugar único en el mundo que consigue que sus visitantes puedan trasladarse rápidamente en el tiempo, exactamente, varios millones de años atrás. Además, cuenta con el honor de haber sido la primera localización natural de Inglaterra en obtener el reconocimiento de la UNESCO, al ser declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2001.

Junto a Pórtland, también existen otros accidentes geográficos destacados en esta zona, como por ejemplo, Lulworth Cove y Durdle Door. Este último es uno de los entornos más fotografiados por sus visitantes, ya que está formado por un arco de origen natural compuesto de piedra caliza. Junto a él, podrás visitar una pequeña cala que siempre se incluye dentro de todos los itinerarios que se diseñan para conocer los rincones más destacados de la Costa Jurásica.

Como curiosidad, debes saber que en este lugar, y sobre todo entre los habitantes que conforman su población, existe una rara superstición hacia los conejos, ya que consideran que es un animal que atrae la mala suerte y es el principal foco de las desgracias que existen en el mundo actual. Por lo tanto, en Pórtland no son nombrados como tal, sino que reciben otros sorprendentes apelativos, como por ejemplo, carneros subterráneos o cosas con pelo y largas orejas, evitando así cualquier contratiempo o situación desagradable para ellos.

Cruceros destacados

X