Saltar al contenido
Cruceros por Khasab - Pullmantur

Khasab

La metrópolis de acceso a la península de Musandam

Separada del resto del territorio omaní por una amplia zona perteneciente al Emirato de Sharjah, dentro de los Emiratos Árabes Unidos, se encuentra la península de Musandam. Esta zona se ubica a aproximadamente una hora de viaje en avión en dirección al norte de Mascate. La puerta de entrada a este enclave es Khasab (pronunciado ‘jasab’ en español), la principal ciudad de esta provincia. En cuanto a su posición geográfica, en el pasado gozó de gran relevancia, ya que está rodeada por el golfo Pérsico en el oeste, el estrecho de Ormuz en el norte y además, el golfo de Omán al este.

De todo lo que hay que ver en Khasab, lo que más llama la atención son sus particulares ‘fiordos de Arabia’, que se extienden a lo largo de algo más de 20 kilómetros y a su vez, están rodeados de montañas de terreno desértico que ascienden hasta los 2.000 metros de altitud.

Sin duda, este enclave natural de Khasab te permitirá estar en contacto directo con la naturaleza de Emiratos Árabes Unidos, pudiendo observar el nado de los delfines y la convivencia en el agua de las rayas y tortugas marinas. Además, la península de Musandam, donde se sítua Khasab, también alberga pequeños pueblos de pescadores, que como dato curioso, en algunas ocasiones, tan solo se puede acceder a ellos por mar.

Disfruta de las tradiciones y la belleza natural de Khasab

En cuanto a la arquitectura de Khasab, destaca su imponente Fuerte, que fue construido en el siglo XVI por encargo de los portugueses como almacén de dátiles y agua, y restaurado en los últimos años, ya que el paso del tiempo había dañado sus muros principales. Este edificio de grandes dimensiones domina toda la bahía y el puerto de Khasab y en su interior alberga un interesante y completo museo etnográfico sobre las tradiciones y cultura del sultanato, incluyendo ejemplares de barcos restaurados y pequeñas reconstrucciones de viviendas tradicionales de Khasab.

Khasab está formada por la parte vieja, que recibe el nombre de Old Khasab e incluye el puerto y el Viejo Zoco, y su parte más moderna, donde se ubican la mayor parte de los servicios de la ciudad y el Nuevo Zoco. La distancia entre ambas partes es de apenas tres kilómetros. En el puerto, de gran ritmo durante prácticamente todo el día, podrás observar los tradicionales ‘dhows’, que son los barcos utilizados por sus habitantes para la pesca.

En la parte nueva de Khasab, destaca también la Gran Mezquita, construida hace algo más de una década como regalo del Sultán Qaboos, el actual monarca de Omán, a su propia ciudad. Está rodeada por cinco minaretes y cuenta con una impresionante cúpula. Este recinto tiene una capacidad total para 20.000 fieles.

El Castillo de Khasab, una visita obligada en tu viaje

La disposición actual del castillo fue obra de los portugueses en el siglo XVII y se sitúa sobre la cima de una antigua fortaleza. El objetivo de esta construcción era tomar el control sobre el Estrecho de Ormuz, aunque se encontraron con la intervención directa de los omaníes, que consiguieron expulsarles de Khasab en torno al año 1624. Tras este conflicto, el castillo permaneció bajo dominio de los habitantes locales hasta que fue parcialmente renovado en el año 1990 y posteriormente, de nuevo modificado en el año 2007.

En tu visita a Khasab resulta imprescindible que tengas la oportunidad de conocer este lugar que realizó funciones de base militar, residencia gubernamental y además, sirvió como prisión de la ciudad. El castillo actual cuenta con una torre central cilíndrica y una pared exterior con forma cuadrada, convirtiéndose así en una de las construcciones más originales de los Emiratos Árabes Unidos.

Un itinerario por Khasab te ofrece la posibilidad de conocer mucha más información sobre las tradiciones de los pescadores de Omán y la forma de vida beduina, al tiempo que admiras las diferentes piezas de artesanía que se elaboran en esta región y te sitúas en una zona muy próxima a otros pueblos como Wadi Tawi y Oadah, de más de 2.000 años de antigüedad, en los que llama la atención la existencia de dibujos de barcos, guerreros y animales tallados sobre la roca y perfectamente conservados tras el paso del tiempo.

Cruceros destacados

X