Saltar al contenido
Cruceros por Islandia - Pullmantur

Cruceros por Islandia

Descubre la tierra de hielo y fuego: de isla inexplorada a destino de moda

Islandia es la isla más grande y sorprendente de todas las que descansan sobre las aguas del océano Atlántico. Su clima no tiene envidiar al que se puede disfrutar en otros territorios insulares como la isla portuguesa de Madeira, las islas Canarias o las Azores. En este sentido, la naturaleza de Islandia es uno de los factores más representativos de la riqueza del país. Posee decenas de volcanes, fallas que recorren su territorio de este a oeste, inmensos glaciares, lagos y pequeñas islas que emergen en mitad del océano, junto a coquetas bahías y profundos fiordos. En definitiva, paisajes de auténtica postal que invitan a sus visitantes a permanecer en silencio, observando todos los detalles que les rodean, y disfrutando de cada una de las imágenes que les acompañan en esta escala de su crucero Pullmantur. Por ejemplo, cabe destacar rincones como el faro de Gardur y la península de Reyjkanes, que se presentan tan solo como dos anticipos de todo lo que Islandia puede ofrecer.

Viajar a Islandia supone acercarte hasta los límites en los que Europa y América se fusiona, justo al borde del Círculo Glaciar Ártico. Por este y otros muchos motivos, ha conseguido posicionarse como un destino turístico cada vez más apreciado por los cruceristas de todos los rincones del mundo. En cada uno de sus enclaves principales se respiran matices de una historia increíble, junto a una naturaleza sublime y espectacular que merece la pena descubrir de forma pormenorizada. Islandia es una isla mágica que te permitirá reencontrarte con llamativos espacios tradicionales y uno de los aires más limpios del planeta. Un país con sobresalientes recursos energéticos y la solidez de una población constante y tenaz, capaz de unir puentes entre Europa y América, manteniendo sus raíces vikingas más representativas. En resumen, este destino Pullmantur merece ser visitado para comprender los logros y los progresos de los islandeses en un territorio estratégico frente a Groenlandia.

Además, Islandia también destaca por sus manifestaciones culturales de calidad, a pesar de disponer de una población bastante reducida en comparación con otros países cercanos. La literatura, la música, las artes plásticas y la arquitectura son tan solo algunos de los ejemplos más representativos de este campo. La originalidad y la diversión siempre están presentes en este país y por ello, una vez te encuentres recorriendo las calles de las principales ciudades de Islandia, tu mente y tu cuerpo se abrirán al frescor de sus paisajes, a la fuerza de los volcanes y al colosal ritmo del agua de sus grandes cascadas. Además, durante tu crucero Pullmantur, tampoco olvides saborear la exquisita gastronomía boreal, en la que abundan los platos de caza y pesca (cordero, reno, alce, pescados y productos del mar), que se combinan con frutas del bosque, verduras maduradas y una variedad infinita de setas.

Nuestros principales puertos de embarque en Islandia

Visitar Islandia: uno de los destinos de naturaleza más apasionantes del planeta

En primer lugar, entre la amplia oferta de rincones que merece la pena descubrir en Islandia, sobresale Geysir, una maravilla de la naturaleza que se encuentra situada a tan solo 100 kilómetros de la capital, Reikiavik. Está considerado como el padre de los geisers e incluye también uno de los más activos de esta zona, conocido como Strokkur, que eclosiona cada cinco minutos aproximadamente, hasta alcanzar una altura máxima de 20 metros. Por otro lado, también te recomendamos la llegada a Landmannalaugar, una pequeña región del Parque Natural de Fjallbak, que se extiende comprendiendo un espacio de más de 47.000 hectáreas. En su interior, se desarrolla una de las rutas más completas y bonitas de senderismo o trekking en Islandia, que concluye en el valle del glaciar Borsmork, tras caminar más de 55 kilómetros entre montañas y llanuras de gran espesor.

Por otro lado, en cuanto a las cascadas más bonitas de Islandia, no puedes perderte las de Seljalandfoss y Gljufurarfoss, dotadas ambas de unas impresionantes vistas. La primera de ellas, es una de las más conocidas y visitadas, puesto que se ubica a 120 kilómetros de la capital, teniendo que desplazarte por el sur, sin salir de la famosa carretera conocida como Ring Road. Una vez te encuentres en este entorno, tendrás la oportunidad de rodearla por detrás caminando, debido a que aloja una cueva de grandes dimensiones en su zona posterior. Por su parte, la cascada Gljufurarfoss, aunque es algo más pequeña y desconocida, no deja de resultar igual de impresionante. Se localiza a escasos cinco minutos a pie desde la anterior y curiosamente, su entrada se realiza a través de una grieta. Además, en los días en los que el sol hace acto de presencia, se forma un reluciente arcoiris que convierte a estos dos saltos de agua en auténticas maravillas naturales de Islandia.

Escoger la cascada más hermosa de Islandia no es una tarea sencilla pero, si hay una que llama la atención por su espectacularidad, esa es Skógafoss. Si te sitúas en su parte baja, podrás ver cómo su caudal de agua salta desde más de 60 metros de altura y 25 de anchura. Además, los visitantes también tienen la posibilidad de ascender por el lateral derecho hasta su parte más alta, a través de un pequeño sendero de escaleras fabricado para conseguir este objetivo. Sin ninguna duda, las impresionantes vistas que se obtienen bien merecen el esfuerzo que se tiene que realizar. Y sin moverte de Islandia, otro de sus puntos más relevantes es Dyrholaey, una zona de altos acantilados sobre el mar en la que se incluye un peculiar faro y desde donde podrás ver las olas rompiendo en la playa de arena negra de Reynisdrangar y a los graciosos frailecillos que conviven en armonía en este original y natural destino Pullmantur.

Las mejores ciudades de Islandia: orgullosas de su pasado vikingo

Islandia es un país que mantiene sus raíces históricas, aunque siempre con la mirada puesta en el futuro más inmediato. Su capital, Reikiavik, es la ciudad más septentrional del planeta, y ofrece una equilibrada combinación de naturaleza en estado puro, aventura, música, arte de reconocimiento internacional y una animada y divertida vida nocturna. Se trata del entorno urbano más poblado de Islandia, rondando los 120.000 habitantes, y goza de una ubicación privilegiada, en la que abundan gran cantidad de espectáculos naturales al aire libre. Además, por su proximidad al Círculo Polar Ártico, como se ha mencionado anteriormente, en invierno únicamente recibe cuatro horas diarias de luz solar, mientras que en los meses de verano, curiosamente, las noches son tan claras como el día. Por tanto, a la hora de realizar turismo en Reikiavik, no te pierdas lugares como la iglesia Hallgrimskirkja, el monumento a Leif Eriksson o el Lago Tjörn, entre otros muchos rincones destacados.

Sin embargo, a bordo de tu crucero Pullmantur podrás llegar hasta otros destinos islandeses como Akureyri, Seydisfjördur e Isafjördur. La primera de ellas, es una de las ciudades más al norte del país, situada a orillas del Eyjafjordur, uno de los fiordos más grandes de Islandia, y rodeada de verdes montañas. Entre los principales atractivos turísticos de Akureyri destaca el Jardín botánico Lystigardur, uno de los más importantes de todo el país. En su interior, exhibe unas 7.000 especies de plantas diferentes que son capaces de resistir al duro clima islandés. Y continuando con la extensa oferta de naturaleza, a pocos kilómetros de Akureyri encontrarás dos de los parajes naturales de mayor belleza de toda Islandia, el lago Myvatn y la cascada Godafoss, verdaderos espectáculos naturales que te dejarán sin aliento. Además, muy cerca de este último punto, puedes explorar la impresionante cueva Lofthellir o adentrarte en el interior de la región y descubrir la sobrecogedora caldera de Askja, la zona geotermal de Námafjall o el cráter del volcán Víti.

Finalmente, Seydisfjördur es una coqueta localidad del este de Islandia, situada a tan solo 27 kilómetros de Egilsstadir, en la conocida como zona de los fiordos orientales. A pesar de sus reducidas dimensiones, destacada por ser el puerto más relevante del oriente islandés. En la actualidad, es una población emplazada en el fiordo del mismo nombre y su economía depende esencialmente del turismo, aunque también cuenta con unas firmes conexiones por barco con Dinamarca, un hecho que se traduce en su establecimiento como puerta de entrada a los viajes a Islandia. Y junto a ella, Isafjördur, la interesante capital de la región de los Fiordos del Noroeste (Westfjord). Muy pocos lugares resultan tan completos y espectaculares como este pequeño pueblecito de viviendas de madera y barcos típicos que se encuentran descansando en sus muelles. Y como colofón para tus vacaciones, no olvides darte un cálido chapuzón en las piscinas y baños termales de la zona, humeantes durante todo el año.

Cruceros destacados por Islandia