Saltar al contenido
Cruceros por Canal de Suez - Pullmantur

Cruceros por Canal de Suez

La faraónica obra que hizo destacar a Egipto

El Canal de Suez es una vía de navegación, de carácter artificial, que se encuentra ubicada en Egipto y permite unir el mar Mediterráneo con el mar Rojo. De este modo, se ha conseguido acortar la ruta del comercio marítimo entre Europa y el sur de Asia, sin tener la necesidad de rodear África. 

Tiene una longitud total de 163 kilómetros desde Puerto Saíd (situado en la ribera mediterránea) y Suez (en la costa del mar Rojo). Por tanto, se sitúa como el canal más largo del mundo, por delante de otros como el de Kiel (con 97 kilómetros) y Panamá (77 kilómetros).

Este proyecto de conectar ambos mares ya se desarrolló en el siglo XX a.C., en el denominado Canal de los Faraones, que contaba con dos vías de transportes que unían el Nilo, el mar Rojo y el mar Mediterráneo, aunque solo se podía navegar por él en épocas de grandes crecidas o con embarcaciones de poco calado. Sin embargo, varios siglos después, tras la conquista romana de Egipto, el canal quedó abandonado, hasta que el emperador Trajano lo renovó y le dio el nombre de Río Trajano. A pesar de sus esfuerzos, en el siglo III volvió a encontrarse en desuso. 

La construcción de un referente arquitectónico mundial

Posteriormente, en tiempos modernos, el proyecto volvió a tomar fuerza de la mano de Napoléon Bonaparte, concretamente en el año 1799, aunque no pudo llevarse a cabo. Finalmente, fue el francés Ferdinand de Lesseps quien consiguió financiación de Napoleón III, sobrino de Bonaparte, y autorización del Gobierno egipcio para dar vida a esta obra suprema de ingeniería. Su construcción se prolongó durante varios años, desde 1859 hasta 1869, ya que inicialmente, no se disponía de maquinaria para realizar las excavaciones y todo el proceso debía realizar mediante esfuerzo humano. 

En pocos meses, el proyecto de referencia en Egipto fue dotado de las herramientas y máquinas necesarias para poder excavar en la zona, obteniendo unos rendimientos de trabajo desconocidos hasta el momento, ya que se consiguieron desplazar más de 50 millones de metros cúbicos de tierra de este lugar. 

Finalmente, tras varias pruebas de navegación, el Canal de Suez fue inaugurado en noviembre de 1869. La celebración de esta apertura fue conocida en todos los rincones del mundo, con 40 naves engalanadas que surcaron las aguas desde Puerto Saíd hasta Suez. Como dato destacado, en una de ellas se encontraba Eugenia de Montijo, emperatriz consorte de Francia y unas de las figuras de mayor poder a nivel a internacional en ese momento.

El regalo de Egipto para el mundo

En la actualidad, el Canal de Suez permite el paso de grandes barcos de hasta 20 metros de calado, con una altura máxima de 68 metros por encima del nivel de agua. El hecho de que también puedan navegar embarcaciones con una carga de hasta 240.000 toneladas ha provocado que esta zona se haya convertido en uno de los puntos marítimos de mayor importancia a nivel mundial en lo que a transacciones comerciales se refiere. 

Los barcos que cumplen todas estas características, y tienen permitida la navegación en el Canal de Suez, reciben el nombre de Suezmax, una denominación alternativa, sobre todo, para los grandes buques petroleros que trabajan uniendo las aguas del mar Mediterráneo y el mar Rojo.

En el año 2015, concretamente en verano, se produjo su última ampliación, creando el llamado Nuevo Canal de Suez. Se trata de otra obra de grandes dimensiones (en total 72 kilómetros adicionales) que discurren en paralelo a través de la ruta ya trazada por el canal existente. A pesar de su gran magnitud, toda esta nueva construcción fue realizada en tiempo récord, en apenas un año. Gracias a ella, en la actualidad, pueden navegar barcos de mayores dimensiones, no solo para transporte de mercancías, sino también con fines recreativos, a través de dos vías diferentes. 

Cruceros destacados

X