Saltar al contenido
Cruceros por Bonaire - Pullmantur

Cruceros por Bonaire

Navega con Pullmantur hasta Kralendijk, la capital de Bonaire

En la zona central de la costa oeste de Bonaire se levanta Kralendijk, la capital de este país del Caribe. Fundada durante la primera mitad del siglo XIX, lleva por nombre la palabra con la que los holandeses designan los arrecifes de coral. En esta pequeña ciudad de poco más de 3000 habitantes, a la que llegarás con este crucero Pullmantur, y sus alrededores, se encuentran gran parte de todos los reclamos turísticos que llevan asociados los viajes a Bonaire.

De esta manera, con este crucero Pullmantur podrás recorrer y fotografiar multitud de paisajes de Bonaire, como las Salt Flats o Lac Bay, así como un buen puñado de las consideradas como algunas de las mejores playas del Caribe, Coco Beach y Eden Beach. Asimismo, durante el tiempo que permanezcas en los citados y otros tantos lugares de interés de Bonaire, podrás conocer y entender la historia de este país del Caribe, que pasó de ser una isla repleta de esclavos procedentes de África a convertirse en la nación moderna que visitarás.

Como en otros destinos del Caribe, en Kralendijk disfrutarás de agradables temperaturas y de la singular gastronomía de Bonaire, que combina la española (la de los primeros pobladores del lugar), con la holandesa y la inglesa. Por eso, los ingredientes estrella son las carnes ahumadas y los quesos.

Descubre los monumentos de Bonaire desde Kralendijk

Hacer turismo en Kralendijk no es solo recorrer todos los atractivos turísticos de esta ciudad y sus proximidades, sino que también supone conocer la singular historia de todo Bonaire. Así, gracias a este crucero Pullmantur, descubrirás que la isla estuvo prácticamente deshabitada hasta principios del siglo XVI y que, aunque vivió etapas de independencia y de pertenencia a Reino Unido, en la actualidad, forma parte de los Países Bajos.

Uno de los principales monumentos de Kralendijk es el Fort Orange. Situado en pleno centro de la ciudad, es una de las construcciones más antiguas de arquitectura colonial de Bonaire. Aunque el Fort Orange fue construido en época de dominio holandés, el aspecto que presenta en la actualidad es el que le dieron los ingleses durante el siglo XIX. Cerca de allí, se encuentra el Hotel Divi Bonaire, singular muestra de la arquitectura de madera de Kralendijk, que funcionó como campo de internamiento durante la Segunda Guerra Mundial. 

También de arquitectura colonial es la Iglesia de San Bernardo, el templo católico más grande de Bonaire. Además de allí, gracias a este crucero Pullmantur, podrás admirar el edificio del Gran Hospital Antiguo, el pequeño cementerio local y la totalidad del Boulevard del Océano. Asimismo, en la zona sur del país, podrás contemplar las antiguas viviendas de esclavos de Bonaire.

Viaja a Kralendijk y recorre los paisajes de Bonaire

Además de patrimonio histórico y cultural, la parada en Kralendijk de este crucero Pullmantur te permitirá acercarte a 2 de las mejores playas del Caribe, la de Eden Beach y la de Coco Beach. En la primera, situada en la parte oeste de las costas de Bonaire, se levanta el Spice Beach Club. Allí disfrutarás de diferentes vistas del mar Caribe, así como de un espectáculo “bon bini” y de actividades de buceo y snorkel. 

Al este del país está Washikemba, un área de terreno repleta de cactus, burros salvajes e iguanas. También en la zona oriental te encontrarás con Lac Bay, cuyo principal atractivo, además de ser un destacado paisaje caribeño, es contemplar las acrobacias de los deportistas que surfean en sus aguas. Cerca de Lac Bay se levanta el faro Willemstoren, el más antiguo de Bonaire. Además, al parar en Kralendijk con este crucero Pullmantur, tendrás el privilegio de recorrer las  más famosas salinas de Bonaire, Salt Flats. 

Al norte de la isla, se erige el monumental mirador Seru Largu, desde donde contemplarás singulares vistas de Kralendijk. En la parte sur de ese mismo área, se sitúa el más importante de todos los paisajes de Bonaire, el Lago Goto, habitado por multitud de flamencos rosados. A unos 14 kilómetros de allí, se localiza la deshabitada isla Klein, cuyas únicas edificaciones son ruinas de antiguas viviendas de esclavos. 

Cruceros destacados

X