Saltar al contenido
Cruceros por Bahrein - Pullmantur

Cruceros por Bahrein

Siente el despertar turístico del país de las perlas

Bahréin es un coqueto estado insular que ostenta el título del país árabe más pequeño del mundo, aunque también es uno de los más distendidos de todos los que se distribuyen por el famoso Golfo Pérsico. Además, su exquisita y privillegiada posición geográfica nunca ha pasado desapercibida para las potencias occidentales, puesto que siempre han intentado mantener una relevante presencia en una de las zonas de mayor riqueza petrolífera del planeta. En cuanto a sus fronteras, limita con Qatar al sur y el este, y con Arabia Saudí por el oeste y el noroeste.

A pesar de ser un país que se encuentra en permanente crecimiento desde un punto de vista turístico, mantiene cierto hermetismo en cuanto a su apertura al exterior. Sin embargo, una vez que sus visitantes consiguen atravesar sus límites, se encuentran frente a un amplio abanico de rincones y localizaciones que merece la pena descubrir. Por su parte, su capital, Manama, no cuenta con la sutileza de otras capitales del Golfo Pérsico, aunque ha sido capaz de mantener intacta su historia y su llamativo encanto, con enclaves como el mítico Dilmún.

A día de hoy, Bahréin se ha convertido en una de las cumbres del automovilismo, puesto que cuenta con su propio gran premio de Fórmula 1 de relevancia internacional, que encaja a la perfección con otras referencias de su vida cultural y de ocio como, por ejemplo, una escena artística y gastronómica envidiable. Además, Bahréin puede presumir de disponer de una importante población extranjera que reside de forma permanente en Manama, aunque manteniendo las características propias de la sociedad árabe más adinerada y moderna.

Nuestros principales puertos de embarque en Bahrein

Qué visitar en Bahréin: pueblos de un reino de contrastes

Una de las localizaciones que más sorprenden en Bahréin es el pueblo de A'ali, ubicado al sur de la capital del país y que aún mantiene la alfarería más tradicional y antigua de Oriente. En sus estancias interiores, tendrás la oportunidad de ver cómo los artesanos realizan todas sus tareas de manera manual. Además, como curiosidad, en esta localidad también se encuentra el cementerio prehistórico más grande del mundo, aunque una de sus principales construcciones fue trasladada para su mantenimiento y conservación al Museo Nacional de Bahréin, que está abierto al público Manama.

Por otra parte, en esta propuesta de destinos Pullmantur, también te animamos a visitar Riffa, que llama la atención de sus visitantes por su robusto fuerte, que fue construido a principios del siglo XIX, concretamente en el año 1812. Además, en este pueblo también se emplaza la famosa Torre del Reloj de Riffa, así como las viviendas de muchos miembros de la nobleza del reino y el famoso Árbol de la vida de Bahréin, todo un sorprendente evento de la naturaleza, puesto que es una acacia de más de 400 años de edad que permanece en soledad en mitad del desierto.

Y para los amantes del mar, basta con trasladarse a la costa este, al sureste de Manama, para comprobar en persona todo lo que puede ofrecer Sitra. Se trata de un bello puerto en el que descansan gran cantidad de las famosas embarcaciones llamadas dhows, construidas en madera y siguiendo los modelos clásicos de navegación de los países del Golfo Arábigo. En este sentido, en el barrio de Muharraq podrás ver cómo trabajan los constructores de este tipo de barcos que emplean, generalmente, velas en lugar de motores y son totalmente artesanales.

Qué ver en un crucero en Bahréin: el archipiélago codiciado

Si buscas un destino cálido para disfrutar durante tu crucero Pullmantur, en el que poder estar en pantalones cortos durante el invierno, sin ninguna duda, Bahréin es tu alternativa perfecta. De este modo, la temperatura media en el trimestre estival ronda los 38 grados centígrados, mientras que, en contraposición, en los días más frios del año, no baja de los 14 de mínima. Por tanto, lo más recomendable es que aproveches para hacer turismo en Bahréin cuando el sol comience a descender, ya que serán las horas en las que más a gusto podrás permanecer en la calle.

En las últimas décadas, Bahréin se ha transformado en todo un paraíso para aquellos cruceristas que viajan con el objetivo de disfrutar del ocio en mayúsculas, tomándose el jueves como un día más del fin de semana. El único inconveniente es que, de este modo, en este país la semana arranca los domingos, siendo el jueves y el viernes los únicos días que pertenecen en exclusiva al fin de semana. Por lo tanto, los lunes se hacen algo menos duros, a pesar de que, a cambio, se tengan que sacrificar las tardes del domingo en las que reina la desconexión y el descanso.

En definitiva, Bahréin se está convirtiendo en un destino Pullmantur cada vez más recurrente, ya sea por motivos profesionales o, simplemente, por situarse como un punto de referencia para tus vacaciones más internacionales. Y, por último, antes de abandonar su territorio, ¿por qué no te animas a conocer su playa más popular, conocida como Al Jazzaier? Una buena oportunidad para evadirte de tu rutina diaria en un entorno situado a tan solo seis kilómetros de la capital, donde podrás practicar algunas divertidas disciplinas deportivas, como vela o windsurf.

Cruceros destacados por Bahrein

X