Saltar al contenido
Cruceros por Áqaba - Pullmantur

Cruceros por Áqaba

Viaja a Áqaba con este crucero Pullmantur

Al fondo del singular golfo de Áqaba, en la única zona costera de Jordania, se encuentra la lujosa ciudad de Áqaba, pieza clave del turismo en el mar Rojo. Gracias a diferentes expediciones arqueológicas por la zona, se sabe que Áqaba ya existía hace más de 6000 años y que siempre ha funcionado como una localidad esencial para las rutas comerciales entre África y Asia.

Tras formar parte del Imperio Romano, Musulmán y Otomano, en 1917, fue conquistada por los rebeldes árabes del emir Faisal gracias al apoyo del célebre Lawrence de Arabia. En la actualidad, Áqaba es parada obligada de los cruceros por el mar Rojo debido a su creciente importancia como centro turístico de primer nivel, del que destacan las que son las únicas playas de Jordania que dan a mar abierto, la riqueza de su mundo submarino, la proximidad a la monumental Petra y los atractivos propios de toda ciudad árabe en forma de mezquitas y mercados callejeros.

Al estar situada en la zona más austral de Jordania y a un paso del desierto, las temperaturas de Áqaba son cálidas a lo largo de todo el año. Pero esta climatología no impide que la ciudad esté repleta de huertos urbanos junto al mar Rojo y frondosos palmerales, algo que comprobarás al desembarcar de tu crucero Pullmantur.

Acércate a los monumentos de Áqaba

Desde la cubierta de tu barco Pullmantur, podrás divisar la silueta de Áqaba, la característica de cualquier ciudad árabe de costa. Está levantada entre las playas de Áqaba y las estribaciones de las montañas del Wadi Rum. A nivel cultural, son muchos los atractivos que convierten los viajes a Áqaba en todo un imprescindible del turismo en Jordania.

Además de contemplar la famosa y blanca Mezquita Sharif Hussein Bin Ali, podrás recorrer las ruinas de la Iglesia de Áqaba (años 293-303 d.C.), considerada la más antigua de la cristiandad, el sitio arqueológico de Tall Hujayrat Al-Ghuzlan (donde se encuentran los primeros restos de la ciudad), el Museo Arqueológico y, por supuesto, el Fuerte o el Castillo de Áqaba. Este último, construido en el siglo XVI, jugó un papel crucial en tiempos de Lawrence de Arabia.

Otro destacado enclave de la ciudad es el puerto de Áqaba y La Corniche, el paseo marítimo de la ciudad, por el que pasearás. Además, en el mar de las playas de Áqaba podrás practicar deportes acuáticos, como el buceo con el que descubrirás un fondo marino repleto de peces y coral. Fuera del mar y en la misma Áqaba, también podrás disfrutar de la naturaleza en los singulares jardines Shatt Al-Ghandour.

Recorre el desierto de Áqaba, uno de los mejores paisajes de Jordania

Viajar a Áqaba, además de permitirte descubrir la historia del lugar, te llevará al desierto del Wadi Rum. Se trata de una enorme masa de arena y montañas rocosas, que se extiende a lo largo y ancho de 720 kilómetros cuadrados donde, a día de hoy, continúan viviendo tribus nómadas beduinas.

Los principales reclamos de Wadi Rum son el puente de roca (una pasarela natural de piedra), el Cañón Khazali, una fisura natural en una de las montañas del desierto, donde podrás admirar grabados prehistóricos (petroglifos) de los ancestrales pueblos que lo habitaban y, sobre todo el Wadi Rum. También conocido como el Valle de la Luna, este paisaje Patrimonio de la Humanidad cuenta con 2 atractivos que destacan por encima del resto, el monte Jabal Ramm y Los Siete Pilares de la Sabiduría. Estos últimos reciben su nombre del último libro escrito por Lawrence de Arabia.

Además de patrimonio histórico y natural, existe otro elemento fundamental del turismo en Áqaba, la comida. Los platos más famosos y característicos son, también, los propios de la gastronomía de Jordania. De todos ellos, destacan el tabbouleh (una ensalada de perejil, hierbas aromáticas y tomate) y el Kefta (un original guiso de pollo, cordero y verduras). 

Cruceros destacados

X