Saltar al contenido
Cruceros por Alejandría - Pullmantur

Cruceros por Alejandría

Navega hasta Alejandría con este crucero Pullmantur

En la zona occidental del Delta del Nilo y de las costas de Egipto al mar Mediterráneo está la ciudad de Alejandría, destino fundamental de este crucero Pullmantur. Fue fundada en los años treinta del siglo IV a. C. por el rey Alejandro Magno, quien liberó Egipto de los persas. Durante siglos fue una de las capitales culturales del mundo gracias a la Escuela neoplatónica de Alejandría.

De todo lo que los griegos construyeron en la ciudad, incluida una de las Siete Maravillas del mundo Antiguo, el Faro de Alejandría (el edificio más alto del mundo hasta su derrumbamiento en el siglo XV), quedan la disposición en cuadrícula de las calles de Alejandría y las ruinas del templo de Taposiris Magna (construido en la época en la que Alejandría fue fundada). 

Aunque entre los más importantes monumentos de Alejandría no se encuentran los levantados en la época griega, con este crucero Pullmantur, sí podrás admirar diferentes restos de esa etapa histórica de la urbe en el Museo Grecorromano de Alejandría y en el Nacional de Alejandría. En el primero, además de antigüedades griegas, podrás admirar objetos de la ocupación romana y otros realcionados con las tradiciones egipcias, como momias y sarcófagos.

Descubre las ruinas romanas de Alejandría

Alejandría formó parte del Imperio Romano desde el siglo I a. C hasta el VII d. C., cuando pasó a manos de los musulmanes. Por este motivo, las 2 rutas esenciales del turismo en Alejandría son las que te llevarán a las ruinas romanas y a los monumentos de arquitectura musulmana. Gracias a este crucero Pullmantur, podrás fotografiar, entre otros, el famoso teatro romano, el Pilar de Pompeyo y la Villa de los Pájaros (época romana) o la Mezquita Attarine.

Del siglo XV es la Fortaleza de Qaitbay, levantada sobre los restos del Faro de Alejandría. En su interior alberga un museo naval y una mezquita. Además, otras mezquitas de Alejandría de obligada visita son la Mezquita Terbana y la Mezquita de Abu al-Abbas al-Mursi. La primera, la más antigua, situada en el turístico distrito de Anfushi, es el ejemplo más destacado de la arquitectura otomana de Alejandría.

Respecto a la Mezquita de Abu al-Abbas al-Mursi, cuenta con un minarete de 73 metros de altura y es el templo musulmán más grande toda la ciudad. Además de edificios de culto islámico, otros monumentos de Alejandría tienen que ver con las confesiones religiosas del judaísmo y el cristianismo, como la Sinagoga Eliyahu Hanavi, de arquitectura de inspiración italiana, y la neobarroca Catedral de Santa Catalina y la bizantina Catedral Copta de San Marcos, respectivamente.

La arquitectura moderna, otro reclamo de los viajes a Alejandría

A principios del siglo XX, Egipto pasó a formar parte del Imperio Británico. Es entonces cuando en Alejandría se construyen edificios de arquitectura victoriana, como el Liceo Francés, el Colegio de San Marcos o la Ópera de Alejandría. Unos años antes, además, a finales del siglo XIX, se levantó un momento de obligada visita de entre todo lo que hay que ver en Alejandría, el Palacio Montazah.

Situado en el distrito del mismo nombre, se trata de un complejo formado por extensos jardines, cuyo primer edificio fue el Palacio Salamlek. El más turístico es el palacio Al-Haramlik, la principal muestra de la arquitectura ecléctica monumental de Alejandría. Del siglo XXI, destacan la nueva Biblioteca de Alejandría, principal representante de la arquitectura expresionista de Egipto, y el Hotel San Stefano Grand Plaza, de estilo arquitectónico estadounidense.

Al viajar a Alejandría, además de visitar monumentos, es importante acercarse a las playas situadas al lado de El Corniche, el paseo marítimo de la ciudad. También relacionado con los paisajes de Alejandría está el Lago Mariout, en pleno centro de la ciudad, donde se encuentra el Templo Taposiris Magna, una réplica a pequeña escala del Faro de Alejandría.

Cruceros destacados

X