Saltar al contenido
Crucero Irlanda e Islas Británicas - Pullmantur

Crucero Irlanda e Islas Británicas

Navegando desde las tradiciones irlandesas hasta el corazón de Noruega

Atrévete a disfrutar de la aventura que te proponemos a bordo del crucero Irlanda e Islas Británicas de Pullmantur, durante un total de 7 noches y en régimen de Todo Incluido. Una buena oportunidad para exprimir al máximo el tiempo de tus vacaciones, al tiempo que descubres los atractivos turísticos de algunos de los puertos más completos e interesantes, desde un punto de vista turístico, de Irlanda, Reino Unido, las Islas Feroe y Noruega. En este sentido, el lugar de embarque será la famosa capital de Irlanda, Dublín, que, tras su fundación por los vikingos, a principios del siglo IX, se ha convertido, en la actualidad, en una capital moderna y rica en historia, capaz de cautivar a sus visitantes por su reconocible mezcla de tradiciones gaélicas.

Entre todo lo que hay que ver en Dublín, sobresalen O'Connell Street, que es la principal arteria de la ciudad, comenzando sobre el río Liffey, Grafton Street, situada en pleno corazón de Dublín, entre la famosa Universidad Trinity College y el pulmón verde que genera el parque St. Stephen's Green, la catedral Christ Church, también conocida como la catedral de la Santísima Trinidad, que es la más antigua de las dos catedrales protestantes que existen en Dublín, junto a la de San Patricio, y sin ninguna duda, el barrio de Temple Bar, un entorno urbano que ha sabido conservar la esencia más pura de la ciudad, constituyéndose como el mayor centro cultural y de ocio de toda esta metrópolis irlandesa. Además. todo este distrito está repleto de restaurantes y los típicos pubs.

Precisamente, desde un punto de vista cultural, Dublín puede presumir de contar con varios recintos artísticos y arquitectónicos que merece la pena descubrir en profundidad. Algunos de los más importantes son el Museo Irlandés de Arte Moderno, abierto al publico en 1991, con una extensa colección de arte moderno y contemporáneo, tanto irlandés como internacional, el Museo Nacional de Arqueología, que ofrece exposiciones arqueológicas en las que se explica la evolución de población irlandesa hasta el establecimiento de los primeros habitantes en el Mesolítico, y la Galería Nacional, ocupando un lugar privilegiado en el centro de Dublín y en cuyo interior se exhibe una completa colección de arte irlandés y europeo desde la Edad Media hasta el siglo XX.

Liverpool, Belfast y Glasgow: tres rincones en continua evolución

En la segunda jornada, tu destino será una ciudad conocida mundialmente, ya que respira música por todos sus poros y cuenta con los lugares que vieron nacer y crecer a uno de los mejores grupos internacionales de todos los tiempos, Los Beatles. Camina con tranquilidad por las calles de Liverpool y descubre, con tus propios ojos, por qué ha conseguido posicionarse como una de las ciudades más relevantes del Reino Unido, llegando incluso a conseguir el reconocimiento como Capital Europea de la Cultura en 2008. En relación con este asunto, en Liverpool existen siete museos cuyo acceso es gratuito, aunque también te recomendamos que te desplaces hasta el paseo marítimo de la ciudad, con sus astilleros del siglo XIX, y a otros rincones, como el Museo de Arte Moderno, Tate Liverpool, el Liverpool Empire, el Royal Liver Building o The Beatles Story, el único museo sobre el grupo de toda la ciudad.

El crucero Irlanda e Islas Británicas de Pullmantur también te invita a conocer Belfast, la capital de Irlanda del Norte, una ciudad moderna y viva, con muchos atractivos turísticos, que ha experimentado un sobresaliente desarrollo urbano en las últimas décadas, completando también, de forma paralela y progresiva, su oferta de espacios culturales, arquitectónicos y artísticos. Además, es la principal puerta de acceso a las joyas naturales que se reparten por los diversos condados del norte de Irlanda. Por tanto, a la hora de realizar turismo en Belfast, no puedes pasar por alto algunos de sus rincones principales, como la catedral de Santa Ana, la calle Donegall, donde se reúne la mayor parte de la vida comercial de la ciudad, el castillo de Belfast o sus famosos murales, evidencias latentes del doloroso pasado de una ciudad que vuelve a disfrutar de una convivencia pacífica.

"Glasgow, la vibrante esencia de Escocia en forma de ciudad"
Y de nuevo en el oeste de Escocia, este itinerario te llevará también hasta el puerto de Greenock, cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, a orillas del río Clyde. En un primer momento, nació como un puerto pesquero, aunque durante el siglo XVIII llegó a convertirse en un importante referente europeo en la construcción de barcos. Entre sus puntos turísticos más recomendados se encuentra el edificio de los Juzgados o Sheriff Court, el Museo de Historia MClean y el Custom House Quay, de estilo neoclásico. Una vez que te encuentres en Greenock, tendrás la posibilidad de desplazarte hasta Glasgow, puesto que se encuentra a tan solo media hora de viaje por carretera. Se trata de la ciudad más grande de Escocia, con destacados lugares como el Museo de Kelvingrove, el más visitado de todo Reino Unido, sin contar la oferta de Londres, la Universidad de Glasgow, la necrópolis y la zona de Merchant City, entre otros muchos rincones.

Descubre nuestros cruceros por destinos

Crucero en Islas Feroe: los rincones de tierra más norteños de Dinamarca

En las últimas jornadas de navegación, antes de desembarcar en Trondheim, realizarás una última escala a bordo de tu crucero Pullmantur en Tórshavn, la capital de las Islas Feroe, un territorio autónomo que permanece bajo de la corona danesa. Este puerto se ubica en la parte oriental de Streymoy, la isla de mayor tamaño de todas las que conforman el archipiélago de las Feroe. A media distancia entre Noruega e Islandia, en Torshavn podrás conocer el Parlamento más pequeño del mundo, según los habitantes locales, que se ubica en una región nombrada como Tinganes. Además, también podrás pasear por su casco antiguo, Undir Ryggi, que es una combinación de viviendas de madera y el propio puerto de Tórshavn, donde aún permanece en funcionamiento el Sølutorgið o lo que es lo mismo, el curioso mercado de pescado.

Finalmente, el broche de oro de este crucero Irlanda e Islas Británicas tiene como protagonista al puerto noruego de Trondheim. La que fuera la primera capital de Noruega, es, hoy en día, la tercera ciudad más grande del país después de Oslo y Bergen. Con sus anchas calles y gran parte de su centro urbano transformado en peatonal, ha conseguido posicionarse como un hermoso destino dotado de una extensa historia. Además, Trondheim es también la ciudad de las sagas y los cuentos tradicionales, así como un importante centro regional de estudios y comercio. En este sentido, no solo es rica en tradiciones, sino que también muestra una faceta mucho más moderna, con un número importante de universidades y centros de investigación. Curiosamente, en Trondheim, durante el solsticio de verano, jamás oscurece del todo, por lo que no necesitan iluminación artificial en las calles.

"Entre las Islas Feroe y Noruega, destinos repletos de naturaleza"

Entre la oferta turística de Trondheim destaca, por méritos propios, la catedral de Nidaros, construida sobre la tumba de San Olav y considerada como el santuario nacional de Noruega, puesto que es la meta final de una de las rutas de peregrinación más importantes de todo el norte de Europa. Junto a ella, también te recomendamos otros puntos interesantes como, por ejemplo, el Palacio del Arzobispo, el monumento no religioso más antiguo de Escandinavia, las calles comerciales de Nordre Gate, Munketaga y Sondre Gate, el barrio Bakklandet, con sus casas y tiendas de madera de colores y diversas cafeterías, y la Fortaleza de Kristiansten, una fortificación construida sobre una colina que domina la ciudad desde el año 1681 y además, es un excelente lugar para profundizar un poco más en la historia de Trondheim.

Cruceros destacados por Transatlánticos y Especiales