Saltar al contenido
Crucero Venecia, Croacia y las islas griegas - Pullmantur

Crucero Venecia, Croacia y las Islas Griegas

Descubre lo mejor de Grecia, Turquía, Montenegro, Croacia e Italia

Forma parte de una completa aventura en aguas del mar Adriático y el mar Egeo a bordo del crucero Venecia, Croacia y las Islas Griegas de Pullmantur. Con una duración total de 14 noches, podrás embarcar, durante la primera jornada, en el puerto de El Pireo. Se trata de una ciudad situada en el sudoeste de Grecia, en la periferia del Ática, a orillas del famoso golfo de Egina. Desde hace ya varios siglos, se sitúa como el puerto de Atenas, que permite el acceso directo a diversos enclaves turísticos destacados, como la Acrópolis de Atenas, el Partenón y el antiguo Ágora. Del mismo modo, también en Grecia, este crucero Pullmantur realiza otra de sus escalas en la isla de Mikonos, pieza clave del archipiélago de las Cícladas. Su animada vida nocturna es una de las características principales de este destino Pullmantur.

Entre todo lo que hay que ver en Mikonos sobresalen la Pequeña Venecia, es una de las zonas más bellas y fotografiadas de toda la isla, sus característicos molinos de viento y las playas de Mikonos, auténticas maravillas naturales bañadas por el Egeo, entre otros muchos rincones. Posteriormente, según avance este itinerario por mar, tendrás la oportunidad de viajar a Turquía, concretamente, hasta Marmaris, una importante ciudad costera ubicada en la provincia de Muğla. Destaca por la abundancia de calas a lo largo de su extensa costa, sus puertos naturales, su cercanía con antiguas ciudades y sus modernas e interesantes recintos marinos. A la hora de realizar turismo en Marmaris, no olvides visitar algunos de sus puntos turísticos, como su castillo y el Zoco, una de las atracciones más demandadas por los cruceristas.

Por otra parte, en este grupo de destinos griegos, que forman parte del crucero Venecia, Croacia y las Islas Griegas, se incluye la ciudad de Chania, localizada en la costa noroeste de la isla griega de Creta. Conocida también como La Canea, ocupa un lugar privilegiado a los pies de los Lefta Ori o montañas blancas, y dispone de un pintoresco puerto y una combinación perfecta de calles que conforman un completo entramado de edificios venecianos, fortificaciones e incalculables restos de la época otomana. En este sentido, la ciudad ha conseguido mantener su autenticidad, sus colores y sus costumbres a pesar del creciente número de visitas anuales. Entre sus principales barrios destacan Splantza, o lo que es lo mismo, el barrio turco, puesto en pie por los venecianos a finales del siglo XV, y Ovriaki, de origen judío.

El ambiente más festivo y los rincones naturales de Santorini, Kotor y Dubrovnik

En este crucero Pullmantur no podía faltar la isla griega por excelencia, Santorini. Se trata de un auténtico paraíso, convertido en uno de los destinos de vacaciones más peculiares y turísticos de Europa. En esta escala, los amantes de la naturaleza pueden disfrutar de las playas volcánicas de Santorini que, aunque no son las más conocidas de Grecia, destacan por su diversidad vegetal y el color cambiante de su arena. Perivolos, la playa Blanca, la playa Roja y Baxedes son tan solo algunas de las diversas representantes marinas que descansan sobre las calmadas costas de Santorini. Además, como en el caso de Mikonos, este bello rincón se transforma tras la caída del sol con una agitada oferta de ocio nocturno para todos los gustos y múltiples actividades al aire libre repletas de diversión.

Otra de las escalas de este crucero Venecia, Croacia y las Islas Griegas te llevará hasta la costa adriática de Montenegro, exactamente, a Kotor, que se presenta como una ciudad fortificada, emplazada muy cerca de los acantilados de piedra caliza del monte Lovćen. Este destino Pullmantur presume orgulloso de sus dos mil años de antigüedad, así como de sus orígenes en la provincia romana de Dalmacia, allá por el siglo II a.C. Entre todo lo que hay que ver en Kotor, te recomendamos que te desplaces hasta sus dos catedrales, la de San Trifón, católica y de gran antigüedad, y la de San Nicolás, más moderna, de grandes dimensiones y ortodoxa. Sin embargo, lo mejor de Kotor es su muralla y las vistas que se obtienen desde su parte más alta, permitiéndote observar su característica lengua de mar al completo y los principales edificios y pueblos de los alrededores.

"Turismo en Grecia: vacaciones en el país heleno"

Pero, sin ninguna duda, uno de los puertos estrella de esta ruta es Dubrovnik, una destacada ciudad costera de la República de Croacia, muy cerca de la frontera nacional con Bosnia y Herzegovina. Popularmente, es conocida como La perla del Adriático y es uno de los lugares más visitados de Croacia, por sus múltiples atractivos turísticos. Una de las visitas imprescindibles en Dubrovnik son sus murallas, un imponente cinturón defensivo que ofrece un recorrido de alrededor de dos kilómetros transitables. En sus límites interiores, existe la posibilidad de que conozcas algunas de sus construcciones y monumentos como, por ejemplo, la catedral de la Asunción de la Virgen María, la iglesia de San Blas (patrono de la ciudad), el monasterio de los Dominicos, el palacio del Rectorado y el palacio Sponza.

Descubre nuestros cruceros por destinos

Navegando desde Croacia hasta Italia: puertos que merece la pena visitar

Otras dos joyas turísticas que se añaden en este crucero Venecia, Croacia y las Islas Griegas son Split y Zadar. La primera de ellas, se sitúa como la segunda ciudad más grande de Croacia, puesto que se extiende alrededor del palacio romano de Diocleciano, a orillas del mar Adriático. Precisamente, esta pieza de su patrimonio arquitectónico es uno de los atractivos más importantes de esta zona. Se presenta como un verdadero museo al aire libre, que en el año 1979 fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Una vez te encuentres en este lugar, uno de los aspectos que más te llamará la atención es la sorprendente fusión de la totalidad de este recinto con la vida y las costumbres cotidianas de Split. En definitiva, esta urbe es sinónimo de alegría, rincones soleados y aguas cristalinas, como si de un auténtico escenario caribeño se tratase, pero trasladado a la Costa Dálmata.

La segunda maravilla turística croata es Zadar, la cuna de uno de los atardeceres más bonitos de Croacia. Su casco antiguo, plagado de iglesias y viejos edificios, supervivientes a los bombardeos, está lleno de vida. No es una ciudad excesivamente grande, por lo que puedes desplazarte de un lado a otro caminando, dejando el transporte público como una alternativa totalmente opcional. Entre las principales construcciones de Zadar se encuentra la iglesia de San Donato, la más importante de Dalmacia en lo que a estilo prerrománico se refiere, la catedral de Santa Anastasia, construida entre los siglos XII y XV sobre una antigua basílica paleocristiana, la Puerta de Zara, que también recibe el nombre de Puerta de Terraferma, y la iglesia de Santa María de Zadar, que almacena en su interior una gran colección de objetos históricos de la ciudad y fue puesta en pie a principios del siglo XI.

"Croacia, un destino de islas, monumentos y secretos"

Por último, este crucero Pullmantur cuenta con el broche turístico perfecto en dos puertos italianos muy solicitados por los visitantes de todo el mundo: Venecia y Trieste. Curiosamente, Venecia es un conjunto de 120 islas unidas a través de multitud de puentes. Por tanto, cualquier visitante que decida recorrer sus calles y avenidas, no puede dejar de visitar algunos de sus bellos rincones como, por ejemplo, la famosa Plaza de San Marcos, el Palacio Ducal, el Puente de Rialto, el palacio renacentista Ca’ Rezzonico o la basílica de San Giorgio Maggiore. Finalmente, Trieste es una ciudad situada en el norte de Italia, a orillas del mar Adriático y haciendo frontera con Eslovenia. Con el objetivo de que te quedes con un buen sabor de boca al final de este crucero Venecia, Croacia y las Islas Griegas, te recomendamos que dediques parte de tu tiempo a apreciar los detalles del castillo de Miramare, la Risiera di San Sabba, el único campo de concentración nazi en Italia, los cafés históricos de Trieste y el peculiar tranvía de Opicina.

Cruceros destacados por el Adriático